29 ene. 2013

La Amatista.

La amatista es una piedra extraordinariamente poderosa y protectora. 

Potencia la serenidad a estados elevados de conciencia, ayuda a la meditación, limpia los lugares de energías ambientales negativas. 
Calma las pasiones, las emociones violentas y la rabia. 

Favorece la intuición y la inspiración. También protege contra los ataques psíquicos, transmutando la energía en amor. 

Tiene una vibración espiritual elevada que ayuda a ponernos en contacto con las energías más puras al nivel superior de este modo nuestras meditaciones resultan más profundas y potencian la espiritualidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.